Sabañones en los pies: ¿Qué es y cómo tratarlos?

Sabañones en los pies: ¿Qué es y cómo tratarlos?

Los sabañones, cuyo nombre técnico es perniosis o eritema pernio, «pernio» significa sabañón y el término «perniosis» define un cuadro clínico que se caracteriza por lesiones inflamatorias, eritematosas y a menudo picor. Los sabañones se producen a causa del frío debido a una contracción de los vasos sanguíneos en la parte distal de los miembros, es decir, en los pies, en las manos, en los dedos o, incluso, en las orejas.

El mecanismo por el que aparecen las lesiones de sabañones sigue siendo un misterio. En los individuos sanos, la exposición a un frío moderado induce a la vasoconstricción, que es seguida de una vasodilatación con el fin de mantener un riego sanguíneo adecuado de la piel. Por el contrario, en los individuos afectos de perniosis o sabañón, el frío induce una constricción prolongada de los vasos sanguíneos de la piel más grandes y una dilatación persistente.

Las lesiones de sabañones no requieren para su desarrollo la existencia de condiciones térmicas extremas. Pueden aparecer ya en el otoño, cuando el tiempo es frío y húmedo; como es obvio, durante el invierno, y en ocasiones, hasta en primavera. La humedad parece ser uno de los factores más importantes, ya que esta aumenta la conductividad del aire e incrementa la sensación de frio.

¿Qué signos y sintomas tienen los sabañones?

Los pacientes pueden manifestar sensación de dolor, escozor o prurito (también conocido como picor) en las zonas afectadas. Los sabañones duran algunas semanas, si bien es posible la aparición de brotes sucesivos a lo largo del mismo invierno. Los episodios de sabañones, pueden repetirse durante unos años, tras los cuales a menudo se alcanza la curación definitiva.

Por ello, es recomendable acudir al podólogo o a un médico vascular en cuanto se detecte la aparición de sabañones, para tratarlos lo antes posible si te afecta mayoritariamente a los pies, ya que ambos especialistas sabrán qué tratamiento es el más adecuado para estas lesiones y así recuperar la salud de sus pies ya que suele ser una lesión dolorosa que provoca una reducción de la movilidad, esto puede ser muy negativo para la salud general de nuestros pacientes.

Factores de riesgo

Algunos factores de riesgo que pueden aumentar padecer sabañones son:

  • Ropa que expone la piel al frío. La piel que está expuesta a condiciones frías y húmedas es más propensa a desarrollar sabañones.
  • El sexo. Las mujeres son más propensas a padecer sabañones que los hombres.
  • Estar por debajo del peso apropiado.
  • Tener mala circulación. Las personas con mala circulación tienden a ser más sensibles a los cambios en la temperatura, lo que las hace más susceptibles a los sabañones.

¿Qué tratamiento es el más adecuado para los sabañones?

El tratamiento de los sabañones, en primer lugar, las medidas de protección al frío mediante la indumentaria adecuada y el acondicionamiento térmico de las habitaciones del hogar siempre resultarán determinantes a la hora de reducir la frecuencia de los brotes.

En la literatura se recoge la eficacia de la aplicación tópica de corticoides. La mayoría de los casos mostraran una buena evolución, logrando una curación completa después de 2 o 3 semanas de corticosteroides tópicos o una combinación de corticosteroides tópicos más antibióticos tópicos. En ausencia de tratamiento, las lesiones curan de forma espontánea sin secuelas.

Aunque, como se ha dicho siempre, el mejor tratamiento es la prevención, por ello, a continuación, nombramos algunos ejemplos de como prevenir los sabañones:

  • Evitar la exposición al frío.
  • Realizar ejercicio físico con regularidad.
  • Usar ropa aislante adecuada.
  • Prescindir del tabaco.
  • Para proteger los capilares sanguíneos puedes añadir a tu dieta alimentos ricos en Vitamina C, como son el kiwi, la naranja, el limón.
  • Consumir alimentos ricos en vitamina D, estimulan la circulación.
  • Masajear las zonas propensas para estimular el flujo sanguíneo.
  • No exponer las manos ni los pies directamente a la estufa o al radiador pues los cambios bruscos de temperatura aumentan el riesgo de que se generen.

En Clínica del Pie López del Amo, tu podólogo puede ayudarte. Contacta con nosotros en el teléfono 968220727.

Andrés López del Amo
Sobre Andrés López del Amo Podólogo Especialista, Asesor, Investigador, Profesor y Ponente en cursos de formación continuada y congresos nacionales e internacionales.
Sobre Más Podología.

Comentarios