**¿Qué características debe tener el calzado de mi hijo?**

**¿Qué características debe tener el calzado de mi hijo?**

¿Qué características debe tener el calzado de mi hijo?

Hoy vamos a hablar sobre el calzado de los niños y explicaremos en la nueva entrada al blog de @máspodologia de la clínica del pie López del Amo, las características que debe tener el calzado ideal para los niños.

Caminar es un proceso complejo que requiere un control motor. (3) El pie es el vínculo entre el suelo y el cuerpo al caminar y juega un papel importante en el equilibrio, por ello, muchos padres y profesionales de la salud se preguntan qué zapato es mejor para los niños que comienzan a andar. La variabilidad de los consejos sobre el calzado de los profesionales de la salud, puede ser un desafío para los padres. (1) Actualmente, llama la atención la frecuencia de anuncios comerciales que hacen referencia al calzado para niños, por ello, a continuación, explicaremos que calzado es el más adecuado según la etapa del desarrollo en la que se encuentre.

¿Cuándo hay que empezar a colocar calzado?

Los profesionales de la salud del pie, entendemos que no sólo NO ES NECESARIO CALZAR A LOS NIÑOS PRE-ANDANTES (exceptuando en ambientes fríos y con el fin de abrigar), sino que es perjudicial para su desarrollo. El calzado denominado pre-andante o el calzado para el gateo, no tiene justificación para su uso, impide recibir sensaciones, además añade un peso excesivo a los pies impidiendo hacer lo que necesitan, esto es, moverse. No debemos poner impedimentos al desarrollo propioceptivo, neuromuscular e intelectual del niño encerrando sus pies en un calzado que no necesita, al contrario, debemos estimular a los niños a disfrutar de su cuerpo y de su motricidad con los pies descalzos. (6) En esta misma línea, autores como Wegener y colaboradores en 2011 (5), concluyeron que cuando se usa calzado, el material entre el suelo y el pie, puede actuar como un filtro mecánico y que proporciona una menor retroalimentación propioceptiva que caminar descalzo.

Existe evidencia limitada sobre el impacto de las características del zapato en la marcha de los niños más pequeños. (1) Autores como Staheli en 1991 (4) afirmó que el desarrollo óptimo del pie se produce descalzo, siendo el papel principal del calzado proteger el pie de lesiones. Además, afirmó que el calzado rígido y compresivo puede ser perjudicial, causando deformidad, debilidad y pérdida de movilidad. Los zapatos flexibles pueden ofrecer una mejor respuesta sensorial para los niños que están aprendiendo a caminar en comparación con los zapatos más rígidos. Sin embargo, concluye que se dispone de datos limitados para apoyar cualquiera de los puntos de vista.

Cranage y colaboradores en 2019 (1) indican lo mismo que los autores anteriores, de que existe una ausencia de evidencia para apoyar un tipo de calzado u otro y que los zapatos parecen tener una influencia en los parámetros de la marcha, (aumentar la velocidad, la cadencia, el tiempo de paso y la longitud de los pasos en comparación con los pies descalzos) pero aún no se sabe se estos cambios afectan a la función o tienen efectos a largo plazo sobre la salud del pie. Aunque también existen mensajes consistentes para los padres de que el zapato rígido y compresivo puede causar deformidad, debilidad y pérdida de movilidad.

Recomendaciones de calzado infantil

-Es importante que tengan un medio de sujeción, como cordones(o velcro, en su defecto) para sujetar bien el pie y evitar movimientos excesivos. Las chanclas, zuecos, mocasines o bailarinas no son recomendables porque obliga a los dedos a hacer un trabajo extra de ‘agarre’.

-La palmilla interna extraible del calzado debe ser lisa. El pie sano no la necesita y pueden producir molestias.

-El contrafuerte del calzado, debe sujetar el pie y cubrir justo por encima del talón, pero no más arriba para permitir el movimiento libre del tobillo.

-No utilizar calzados usados por hermanos. Los pies son diferentes por lo que desgastarán de forma diferente el calzado, usar un zapato usado y desgastado puede provocar una mala pisada, así como lesiones.

-Los zapatos flexibles pueden ofrecer una mejor respuesta sensorial para los que están aprendiendo a caminar en comparación con los zapatos más rígidos.

- El zapato tiene que ser de material natural y asegurar que no tiene ninguna costura que pueda dañar el pie.

- Deben estar confeccionados con materiales transpirables para evitar la sudoración excesiva y las afecciones de la piel.

- Se recomienda que el dibujo de la suela sea multidireccional o antideslizante para que evite que el niño resbale.

-No debe de tener tacón o debe ser mínimo.

BIBLIOGRAFIA:

1- Cranage S, Perraton L, Bowles KA, Williams C.J; The impact of shoe flexibility on gait, pressure and muscle activity of young children. A systematic review. Foot Ankle Res. 2019 Nov 29;12:55.

2- Howard J Hillstrom , Melanie A BucklandCorinne M SlevinJocelyn F HaferLeon M RootSherry I BackusAndrew P KraszewskiKendrick A WhitneyDavid M ScherJinsup SongJames FurmatoCherri S ChoatePaul R Scherer; Effect of shoe flexibility on plantar loading in children learning to walk; J Am Podiatr Med Assoc; Jul-Aug 2013;103(4):297-305.

3- Melanie A BucklandCorinne M SlevinJocelyn F HaferCherri ChoateAndrew P KraszewskiHospital for Special Surgery Pediatric Research Team: The effect of torsional shoe flexibility on gait and stability in children learning to walk. Pediatr Phys Ther; 2014;26(4):411-7.

4- Staheli L. Shoes for children: a review. Pediatrics. 1991;88:371- 375. 

5- Wegener C, Hunt A, Vanwanseele B, Burns J, Smith R. Effect of children’s shoes on gait: a systematic review and meta-analysis. J Foot Ankle Res. 2011;4:1-13. 

6- Gentil García I; podología preventiva: niños descalzos igual a niños más inteligentes. revista internacional de ciencias podológicas.vol. 1, núm. 1, 2007, 27-34.

Andrés López del Amo
Sobre Andrés López del Amo Podólogo Especialista, Asesor, Investigador, Profesor y Ponente en cursos de formación continuada y congresos nacionales e internacionales.
Sobre Más Podología.

Comentarios